El pasado 1 de febrero, a las 10 de la mañana nos reunimos un nutrido grupo de socios para visitar la cantera d’en Robadones y fotografiar el Cementerio de Barcas que surcaban, con nuestros abuelos al timón, las aguas del maravilloso puerto de Mahón y por supuesto la costa menorquina.

Allí estaba Tòful Mus, presidente de la Asociación Amics de la Mar para facilitarnos la entrada al impresionante recinto de la cantera. Muchas gracias Tofúl por facilitarnos el acceso  y por tus explicaciones.

Nos sorprendió la cantidad de embarcaciones que se conservan y que son parte de nuestro patrimonio marinero.

Sacamos un buen número de fotografías de embarcaciones, ambientes, detalles, etc. que hemos puesto a disposición de la Asociación de Amics de la Mar.

Muchas gracias a todos los socios de Amics de la Mar  que han hecho y hacen posible la recuperación de estas embarcaciones para que permanezca en la memoria histórica de la isla.