Las buenas fotografías de productos son esenciales para vender productos a través de tu propio tienda online. Lo máximo que se puede transmitir al cliente cuando hace un pedido online es la apariencia de un producto, todos los demás sentidos del visitante de la tienda no pueden ser utilizados. No sabe cómo se siente o maneja el producto, cómo huele, si el tamaño o las proporciones realmente encajan o le satisfacen.

Pero con unas buenas fotos de productos puedes reemplazar las percepciones sensoriales perdidas del cliente eso si lógicamente hasta cierto punto. Y ya que los humanos tenemos la vista como uno de nuestros principales sentidos es muy interesante aprovecharlo para ayudarnos a vender más en nuestra tienda online.

Entonces, ¿qué es exactamente lo que tienes que hacer y a lo que tienes que prestar atención para conseguir buenas fotos de productos e incluso tomarlas tú mismo? Queremos entrar en esto con más detalle en las siguientes líneas.

CAJAS DE LUZ PARA UNA ILUMINACION PERFECTA

La parte más importante con diferencia en una buena fotografía de productos es la iluminación, una buena iluminación marca mucho la diferencia. Y una de las mejores maneras de obtener una iluminación perfecta si mucho esfuerzo es una caja de luz. Con una caja de luz tu producto quedara perfectamente iluminado desde diferentes sitios a la vez lo que te garantizara que se verá perfecto en la fotografía sin sombras raras como muchas veces ocurre con una iluminación más casera. Otra ventaja de las cajas de luz es que tiene un fondo liso y limpio con lo cual puedes hacer una fotografía de tu producto sin nada que distraiga alrededor.

¿QUÉ SE DEBE VER?

Es muy importante que se muestren todas las perspectivas relevantes del producto. Para algunas cosas, basta con una fotografía de frente o de la tapa, por ejemplo, DVDs o libros.

Para otros productos, se necesitan más fotografías para convencer al cliente de la calidad. ¿Comprarías una maleta si supieras cómo es por fuera sin poder ver lo que es realmente importante: el espacio de almacenamiento en el interior? Probablemente no.

MOSTRAR EL PRODUCTO EN USO.

Esto también compensa la “experiencia perdida” del directo. ¿Qué tan grande se ve el reloj en tu muñeca? ¿El vestido de noche realmente cae en la rodilla tan hermosamente como se describe? Esto son cosas que una buena fotografía puede ayudar a mostrar.

MOSTRAR EL PRODUCTO EN UN ENTORNO RELEVANTE

En otras palabras, idealmente donde el cliente lo usará: la mesa puesta en el comedor, los pantalones cortos en el hombre, el portátil en el escritorio.

 

 

MOSTRAR LAS DIMENSIONES DEL PRODUCTO

Los puntos 1 y 2 también ayudan a mostrar el producto en relación a otros objetos familiares y de esta manera el cliente puede tener una idea más exacta de las dimensiones del producto.

MOSTRAR LOS DETALLES IMPORTANTES

Es mejor mostrar detalles importantes como adornos o complejidades de la mano de obra en primer plano.

MOSTRAR EL EMBALAJE DEL PRODUCTO

Apple ha mostrado el camino: Especialmente con productos caros y exclusivos, el embalaje no debe ser descuidado. Después de todo, desembalar el producto puede ser parte de la experiencia del usuario.

LA CALIDAD DE LA IMAGEN

Como se dijo antes: una alta calidad de imagen transmite automáticamente una alta calidad de producto al cliente. Por lo tanto, asegúrate de que las fotos de tu producto tienen:

  • alta solidez en los colores
  • alta resolución
  • un alto nivel de detalle
  • buena iluminación

LA CÁMARA

No te preocupes. No necesitas una cámara profesional SLR para tomar buenas fotos de productos. La mayoría de las cámaras compactas son suficientes para tomar fotos hermosas y significativas con algunos consejos, trucos y ciertos ajustes de la cámara.

Por supuesto, cuanto mejor conozca tu cámara, más fácil te resultará tomar buenas fotos. Por lo tanto, conoce bien tu cámara para aprovecharla y sacar las mejores fotografías.

Hay muchos libros de instrucciones o textos en Internet que se adaptan específicamente a ciertas cámaras. Pero aquí están los valores y ajustes a los que debes prestar atención.

RESOLUCIÓN

Una resolución de entre 6 – 12 megapíxeles es suficiente para tomar fotos de productos de alta calidad. La gran ventaja de una mayor resolución, es decir, un mayor número de píxeles, es la posibilidad de imprimir imágenes en grandes formatos o de mostrar los detalles de las imágenes con una resolución todavía de alta calidad.

AJUSTE DE LA LENTE

Similar al iris del ojo que ajusta la visión a las condiciones de iluminación, las lentes de la cámara tienen un iris mecánico.

Controla la cantidad de luz que pasa a través de la lente de la cámara y determina la profundidad de campo de la foto. La profundidad de campo es el área de la foto que está en foco.

En la fotografía de productos, lo ideal es que una zona lo más grande posible del conjunto esté enfocada para mostrar el producto completo en foco. Por lo tanto, es mejor poner F lo más alto posible para mostrar el producto completo en foco.

Recomendación: Fijar al menos F16 como valor de apertura.

SALIDA DE FOTOGRAFÍA

Si quieres editar tus fotos después, es mejor guardarlas en formato RAW. Las fotos pueden ser editadas en este formato “en bruto” en el ordenador y si es necesario convertidas a cualquier otro formato (JPG, PNG, etc.).

DISTANCIA FOCAL (ZOOM)

La palabra mágica aquí es “zoom óptico”! No te dejes seducir por el gran zoom digital que a menudo anuncian los fabricantes de cámaras. Cuanto más te acercas digitalmente a un objeto, más pixelado se vuelve todo.

Por lo tanto, una cámara con un zoom óptico de al menos 3 a 5 aumentos es una buena elección. Para reproducir un producto tan fiel a la vida como sea posible, se recomienda una distancia focal de entre 50 y 80 mm, muy cercana al ojo humano.

Sin embargo, para una distancia focal de 50-80mm a veces se necesita mucho espacio para obtener el detalle de imagen deseado. Como alternativa, se pueden utilizar lentes de gran angular con una distancia focal más larga para aumentar el ángulo de visión.

BALANCE DE BLANCOS

El balance de blancos ayuda a reproducir correctamente los colores del producto. Todas las cámaras tienen un ajuste de balance de blancos automático, que a veces puede ser dividido en “interior” y “exterior”. A menos que una representación exacta de los colores de tu producto sea crucial, esto suele ser suficiente.

Para productos como los textiles, donde el color es definitivamente muy importante, se recomienda un balance de blancos manual (si está disponible). Para ello, construye tu set incluyendo el fondo, la iluminación, etc. y pon tu cámara en “balance de blancos manual”. Luego sostenga un pedazo de papel o cartón blanco en el lugar donde el producto se colocará y equilibra el blanco.

ISO

Cuanto más alto sea el ISO de tu cámara, mejor serán las fotos, incluso con poca luz. Sin embargo, como deberías iluminar bien tus productos al tomar fotos de todas formas, los valores ISO hasta 800 son normalmente suficientes.

MACRO

La función de macro te permite acercarte al producto. Y esto te permite mostrar tu producto con gran detalle, cosa que en muchos casos es realmente importante.